martes, 19 de febrero de 2013

World of Goo (2008)

Tipo: Puzzle
Año: 2008
Estudio: 2D Boy
Multijugador: No
Puntuación: 4

World of Goo (simplemente Goo a partir de ahora, para abreviar) es un juego muy original en sus planteamientos. Básicamente tenemos que colocar unas bolas de sustancia pegajosa (goo) con ojitos, para cumplir los objetivos de cada nivel. ¿Cómo? Pues adheriéndolas entre sí o con algunos elementos del entorno, de modo que una de ellas llegue hasta las proximidades de la tubería objetivo, que entonces absorberá las bolitas que aún estén libres. Si logramos que por la tubería entre el número mínimo de bolas exigido por el nivel, lo hemos superado (y las bolas adicionales nos servirán para un minijuego que hay por ahí). Toda la acción se desarrolla en 2D, lo cual obviamente simplifica mucho la tarea de erigir torres.

La gracia de Goo está en la dinámica de las bolas y de las estructuras que uno forma con ellas, que usan una simulación física muy realista. Básicamente, la unión de las bolas se comporta como un muelle, teniendo en cuenta el peso y la tensión que soporta cada una, de modo que las torres que construyamos pueden volcarse, ceder por una parte frágil, oscilar, etc. Lo único que no puede pasar es que un "muelle" ceda: puedes poner todo el peso que te dé la gana que la bola aguantará. Las tareas que tenemos que acometer van desde armar precarias torres a crear puentes o ir descendiendo por precipicios, además de otras más curiosas.

martes, 12 de febrero de 2013

Death Rally (1996)

Tipo: Carreras
Año: 1996
Estudio: Remedy
Multijugador: Sí pero no
Puntuación: 5

Uno de los juegos con los que quería abrir este humildísimo blog era Death Rally, aunque sólo fuera por los cientos de horas de diversión que me ha proporcionado a lo largo de los años (y que sigue haciendo, y eso que es antiguo el maldito). Por si eso fuera poco, en 2009 el juego fue liberado en una reedición compatible con las versiones modernas de Windows, así que no hay excusa para no disfrutarlo (podéis encontrarlo fácilmente por la red, por ejemplo desde aquí). Por cierto, una versión completamente nueva salió para plataformas móviles y me parece que hace poco también para PC (Death Rally 2012), pero aquí vamos a hablar del Death Rally de toda la vida.

Vale, manos a la obra. Death Rally es un juego de minivehículos (no realmente, se supone que son coches normales, pero se ven tan pequeños que podríamos considerarlos así), un poco al estilo de MicroMachines o el no menos mítico Ignition. En este caso participamos en una dura competición en la que empezamos sin un duro y en el último puesto de la clasificación, con el objetivo claro de ganar puntos y sobre todo dinero, para mejorar nuestro coche y con el tiempo adquirir un modelo mejor, para participar a su vez en premios más prestigiosos que nos den más puntos y dinero, y así hasta el final. Más simple, imposible.