sábado, 28 de diciembre de 2013

They Came From Hollywood (¿?)

Tipo: Acción/Estrategia
Año: Je, je, je
Estudio: Octopus Motor
Multijugador: ¿No?

Para este día de los inocentes quería proponer algún tipo de broma, así que analicemos un juego que nunca llegó a salir pero que seguramente hubiera sido una gozada: They Came From Hollywood. La idea propuesta era tomar el mando de una gigantesca criatura propia del cine de monstruos de los años 50 y arrasar con ella una ciudad de nuestra elección. Prometía ser un sandbox más que otra cosa, donde todo el entorno pudiera ser destruido, y quizá de ahí partieran las dificultades que impidieron su culminación,

El desarrollo de TCFH empezó hacia el año 2000, en manos de dos personas que, lógicamente, han acabado por dedicarse a otras cosas. El último informe de progresos data de 2009 pero, ojo, oficialmente no está cancelado. Quién sabe...

jueves, 12 de diciembre de 2013

Fiend (2001)

Tipo: Aventura
Año: 2001
Estudio: Frictional Games
Multijugador: No
Puntuación: 5

Fiend es un juego de terror injustamente poco conocido, lo cual puede deberse a la fecha en la que fue creado, mucho antes de la fiebre de lo indie, las plataformas como Steam y demás mecanismos de difusión para los videojuegos alternativos.

A pesar de ello y de la limitada calidad de su apartado gráfico, los aficionados al terror (y en particular a la obra de Lovecraft) no deberían dejar pasar la oportunidad de disfrutarlo. Este videojuego se liberó de forma gratuita y aún se puede descargar en la web de Frictional Games, el nombre que adoptó posteriormente este estudio sueco y que ha sido responsable de otros títulos mucho más conocidos como Penumbra o Amnesia, también dentro del género de horror de tintes lovecraftianos.

domingo, 8 de diciembre de 2013

Robin Hood: La Leyenda de Sherwood (2002)

Tipo: Comandos
Año: 2002
Estudio: Spellbound Studios
Multijugador: No
Puntuación: 4

Dice mucho en favor de un juego que diez años después de publicarse siguiera vendiéndose en tiendas y que pueda disfrutarse como el primer día, con unos gráficos de gran calidad muy agradables a la vista y un estilo de juego inteligente y bien planteado. Así es este Robin Hood: La Leyenda de Sherwood, un videojuego que logró que incluso yo aparcara mi arraigado odio al pelmazo chuloplaya abrazaárboles de Robin de Locksley.

Si tratara de imaginar posibles juegos de comandos, no creo que se me ocurriera nunca pensar en Robin Hood y sus merry men, y sin embargo precisamente de eso va el asunto. Deberemos acabar con la tiranía del Sheriff de Nottigham mediante misiones que llevará a cabo un reducido grupo de hombres (y una mujer), cada uno con sus habilidades especiales y con la obligación de llamar la atención lo menos posible para no poner en riesgo la operación. Entre una y otra arriesgada misión repondremos fuerzas en el bosque de Sherwood, nuestra base de operaciones, donde prepararemos a nuestros hombres y su equipo para las próximas incursiones.