jueves, 27 de agosto de 2015

Hook (2015)

Tipo: Puzle
Año: 2015
Estudio: Rainbow Train
Multijugador: No
Puntuación: 3

Hook es un modesto juego de puzles, breve (una o dos horas a lo sumo, según la torpeza de cada uno) y bastante barato: en la tienda de Steam no llega a un euro. El objetivo de cada nivel es retirar todos los clavos y ganchos (de ahí su nombre, imagino), haciéndolo en orden para que no se traben entre sí. Para ello, cada uno está conectado a una especie de circuito con pulsadores, cuyas conexiones deberemos modificar para que afecten sólo a los ganchos oportunos. Es más complicado explicarlo que aprenderlo sobre la marcha, no vais a tener la menor dificultad para captar cómo funciona. Como tampoco la hay en los niveles. Sólo son cincuenta, y por lo menos los treinta primeros no requieren estrujarse las meninges, e incluso los últimos son bastante sencillos si se observa con atención el diagrama.

lunes, 10 de agosto de 2015

Belladonna (2015)

Tipo: Aventura gráfica
Año: 2015
Estudio: Neckbolt
Multijugador: No
Puntuación: 3

Belladonna pertenece a esa hornada de aventuras gráficas indie con un ambiente de terror que estamos viendo en los últimos tiempos, y en particular me ha recordado mucho a The Charnel House Trilogy, o más bien a la primera parte de aquel juego, antes de que fuera ampliado. Así, Belladonna está bien ambientada y posee una historia macabra que se va desvelando progresivamente (aquí mediante la aparición de cartas y páginas de diarios personales), pero también resulta quizá demasiado breve y sencilla para el jugador experimentado.

viernes, 7 de agosto de 2015

Pressure (2013)

Tipo: Carreras, arcade
Año: 2013
Estudio: Chasing Carrots
Multijugador:
Puntuación: 2

La premisa de Pressure es muy simple: el malvado conde Soap II está robando el agua del mundo para almacenarla en su exclusivo balneario. El bueno de Morgan no está dispuesto a permitirlo y se construye él mismo un coche a vapor, con el que se enfrentará en los lechos secos de los ríos a los secuaces del conde hasta impedirle consumar su nefando plan.

Esta historieta sirve de excusa para embarcarnos en un sencillo juego de carreras y combates motorizados, que como veremos tiende bastante a lo arcade (incluso con algunos final bosses). Posee una interesante estética steampunk y algo de humor simpático con el conde y sus inventos, pero también resulta repetitivo e innecesariamente complicado.