sábado, 29 de abril de 2017

Castle: Never judge a book by its cover (2013)

Tipo: Objetos escondidos
Año: 2013
Estudio: Gunnar Games
En español:
Multijugador: No
Puntuación: 3

Ya que me había adentrado por primera vez en los videojuegos llamados "de objetos ocultos" con el interesante Hope Lake, he pensado que era el momento de ponerme con este otro del mismo género, que tenía pendiente desde hace tiempo, derivado de la conocida serie de TV Castle.

Castle: Never judge a book by its cover plantea un misterio como el que podría darse en un capítulo de la serie, con sus asesinatos de rigor y unas cuantas oportunas referencias literarias (Richard Castle, el protagonista de la misma, es escritor de misterio), y está claramente destinado a los aficionados a las peripecias de Castle y la detective Beckett. Por fechas, personajes y los rangos de los policías, diría que se ambienta alrededor de las temporadas 5-6. De esta serie también aparecieron otros productos derivados con mucho éxito, como las propias novelas que "escribe" Richard Castle, de las que no se conoce su autor real; en mi otro blog tengo un artículo al respecto por si os interesa.

lunes, 17 de abril de 2017

Cranks & Goggles (2016)

Tipo: Carreras
Año: 2016
Estudio: Play Native Entertainment
En español: No
Multijugador:
Puntuación: 3

Cranks & Goggles es un juego de carreras con vista cenital (top-down racing game o lo que aquí suelo llamar "minicoches"), que tiene como característica distintiva estar ambientado en las carreras de bólidos de los años 20. Una ambientación que no se restringe a los modelos de vehículos, sino que se extiende a la estética de los propios circuitos y los escenarios en general, la música y, por supuesto, por la endiablada dificultad de conducir esta clase de vehículos. Cranks & Goggles se vende exclusivamente (al menos por ahora) a través de Steam por 6€.

martes, 4 de abril de 2017

Drakan: Order of the Flame (1999)

Tipo: Aventura
Año: 1999
Estudio: Surreal Software
En español:
Multijugador:
Puntuación: 5

Habíamos empezado este año con reseñas de videojuegos un tanto decepcionantes, y tocaba ya recordar un auténtico clásico, como es en este caso Drakan: Order of the Flame, desarrollado en el 99 por los estadounidenses de Surreal Software y distribuido por Psygnosis. Un juego de acción-aventura con no pocos aspectos propios de rol (como la progresión de niveles), una ambientación interesante y una historia de fondo extensa y bastante cuidada para lo que viene siendo habitual en este género. Y como baza ganadora la posibilidad de luchar tanto cuerpo a cuerpo como a lomos de un poderoso dragón que, ¡sí!, lanza llamaradas. Por una vez la portada no miente.